Fou – Fuera de LO COmún



Hace un par de semanas fue Colombiamoda 2019 y una marca me invitó especialmente a la feria a cambio de contar – con total transparencia – qué opinaba de su marca.



La verdad, cada vez me parece más difícil encontrar una marca que me sorprenda en Colombiamoda. Antes de que asuman arrogancia o esnobismo por mi parte: no se trata de que no haya nada de valor, sino que la saturación comercial, sonora y visual dificulta la contemplación y cuando todos por sobresalir intentan las mismas fórmulas… se vuelve un paisaje aún más homogéneo.

Tengo que agradecerle a Fou – Fuera de LO COmún por darme un pretexto para profundizar en su stand y su propuesta. Aquí les voy a contar por qué:

Lo primero es explicar que su nombre y logo hablan de locura: no solo porque Fou signfica loco en francés sino porque en su inspiración hay cosas como la obra de Basquiat, la psicodelia y hasta los platillos voladores. Le hablan a un consumidor que siente que su mente está más allá que acá, entonces la música, la mística, el arte, la literatura y la naturaleza son caminos para llegar a los temas de sus colecciones.



Hasta aquí todo muy normal, excepto que para ellos contar esa historia de forma coherente significa ir más allá de una prenda bonita: debe tener valor humano y equilibrio con la naturaleza.

Lo sostenible: “la verdadera huella”

  • Cuando hablé de esta marca en mis redes, lo que más despertó interés fueron sus bolsas y etiquetas: usan papel reciclado con semillas de limoncillo y zanahoria para la información de producto y el empaque es una “bolsa-matera” biodegradable que puede usarse para plantar esas semillas. Aquí les muestro cómo lo hacen:




  •  Lo otro es que los desechos de corte de sus telas son convertidos en detalles de confección para no desperdiciarlos. Además de práctico, el efecto es muy bonito porque en una prenda básica puede asomarse un forro colorido o una perilla estampada.
  • Tienen estampados libres de plomo (sin ftalato). Eligen tintas base agua 100% que no dejan restos y son secadas al aire libre sin el uso de químicos.
  • Para ellos, el reciclaje y reutilización son claves en todo lo que hacen: en tiendas incorporan materiales de desecho para usar en baldosines, decoración y lámparas y hasta el stand fue diseñado por ellos mismos con la intención de minimizar el desperdicio y reutilizar esos elementos en sus puntos de venta.




¿Quién hizo tu ropa?

Alguna vez hace años les conté qué es el movimiento de Fashion Revolution. La idea es que las marcas sean transparentes en sus procesos y puedan mostrarle al cliente quién hizo su ropa. En Fou – Fuera de LO COmún cada prenda es hecha en su planta propia con un equipo de 20 personas, incluyendo procesos manuales (serigrafía) y digitales de estampación con ilustraciones propias. El resultado son prendas con un diseño gráfico exclusivo y pensado para complementar la silueta y el tipo de tejido.



El día que visité su stand, pregunté cuál consideraban que era su reto en este momento:

“Que la gente entienda el valor de lo Hecho a Mano. La gente va a nuestras tiendas y piden rebaja. Los asesores tienen que explicarles muy bien por qué los procesos hacen que la prenda vale lo que vale”.

(Las prendas cuestan entre $90k y $210k, valores muy sensatos para prendas con procesos manuales y entre 15 y 30 unidades por referencia nada más).



¿Y cómo le va al negocio?

Con tienda en Laureles y Provenza, además de venta online, sinceramente les va muy bien. Por ahora, Provenza se les ha convertido en un espacio interesante para atraer consumidores extranjeros que se llevan una prenda y luego cuando están de regreso en su país, se antojan de más. A través de su tienda online con venta internacional han enviado productos a Australia, Nueva Zelanda, Puerto Rico, México, Estados Unidos e Inglaterra.

Esta es la guía de Medellín que la marca le regala a sus consumidores extranjeros. 

La marca fue ganadora de Épica reto de innovación 2019, el programa de transformación empresarial de la Alcaldía de Medellín e INEXMODA y ese es solo uno de los estímulos que han recibido por su trabajo. Tras visitarlos, hablar con ellos y ver cómo abordan la estructura de su marca, quedo con la alegría de saber que hay quienes lo hacen bien más allá de crear un producto atractivo. 


Si bien para muchos diseñadores el dilema está entre seguir sus pasiones conceptuales y producir algo comercialmente viable, aquí está un ejemplo de que ambas cosas pueden unirse de forma exitosa si uno sabe cuál es ese valor extra que hará que el consumidor se enamore. Yo creo que no están ni tan locos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...