Moda para el mundo: el negocio vuelve a la calle



Hace días escribí sobre Colombiamoda 2017 (aquí por si les interesa) y prometí informar además sobre Moda para el Mundo, “la otra feria” de Medellín, organizada por CEDEMODA (Una agrupación de empresas mayoristas fabricantes de moda para el mercado masivo). En el pasado, Moda para el Mundo y Colombiamoda eran ferias competidoras. Los rumores en esa época llegaban a asegurar que de una feria iban a recoger los periodistas y compradores para “robárselos” y llevarlos a la otra.

En 2014 se realizó una alianza entre ambos y Moda para el Mundo recibió un pabellón en Colombiamoda (Sobre esto escribí en VICE). No sé si la participación fue satisfactoria para los miembros de CEDEMODA, pero después de 3 años en la feria, decidieron volver a su propio espacio en el centro, junto a la Avenida del Ferrocarril, entre Colombia y Ayacucho. 

Incluso con cerramientos, la feria es de acceso libre. Desde compradores y periodistas hasta consumidores y simples curiosos podían ingresar. Para los organizadores, era la mayor muestra de su voluntad por democratizar la moda. No dudan en enfatizar que esto los diferencia de Colombiamoda, donde el ingreso requiere el pago de la escarapela y la asistencia a los desfiles necesita invitación.

video

(Pasarelas con acceso libre. Incluso los transeúntes se acercaban a ver el desfile)

Es un hecho que lograron activar el tráfico en la zona, con 18.536 visitantes entre el 26 y 28 de julio. Sin embargo, se trata de una estrategia de doble filo. “Al final, asiste todo tipo de público”, dice Dina Mendoza*, diseñadora de la marca D’yaboo. “Está el que NO va a comprar: los hombres que van solo a ver y criticar mujeres, los que van a tomarse foto con el actor o la modelo famosa, los que van a robar...”

Mientras la feria era de libre entrada (charlas, pasarelas y stands), el ingreso a los showrooms era más complicado. Al único que entré, me autorizaron porque el personal de relaciones públicas iba conmigo. Algunos ni dejaban tomar fotos. Estos espacios privados tenían pequeñas pasarelas, DJs, música y licor para consentir a sus compradores e invitados.





Mi impresión es que hay empresarios de la zona que no se sienten cómodos revelando sus secretos o hablando de números. A nivel oficial, no hay cifras de expectativas de negocio ni ganancias en utilidades (aunque un reporte indica que se vendieron 1’700.000 unidades en los primeros 2 días). Hablando con los organizadores, también mencionaban un comerciante (anónimo) que vendió 50.000 unidades de jeans en un par de días.

“Este año se ha sentido demasiado baja la economía que vive el país” cuenta Dina. “Muchos visitantes eran clientes de otras ciudades que tenían la invitación. La respuesta fue buena, aunque esperábamos más a nivel de ventas”. Señala además que “la marca (D’yaboo) se está renovando, así que fue el momento apropiado para dar a conocer la nueva imagen, el punto de venta, la presencia en redes sociales y el sitio web”.


Pasarela de D'yaboo.


EXPECTATIVAS: VOLVER A SER ELLOS

Recibieron el apoyo de la Alcaldía de Medellín para retomar su feria. Preguntándole a Gabriel Alvarado**, director de la feria, por los objetivos, afirmó que su meta más clara no estaba en porcentajes o cifras de venta. La intención era retomar el nivel de la feria en años anteriores, que la gente recordara a Moda para el Mundo y que regresaran al lugar donde la feria había sido exitosa.

Las otras metas de la feria son un poco más concretas: “consolidar la alianza entre CEDEMODA, el edificio Oasis de la Moda y el Centro Comercial Élite de Moda para crear un sólido distrito de moda”. Cabe destacar que estos 3 espacios están solo a unas cuadras de El Hueco, el epicentro de comercio de Medellín, donde los negocios formales, la piratería y el contrabando compiten por la atención del comprador ofreciendo el precio más bajo posible.



DOS FERIAS PARA DOS MUNDOS DIFERENTES

Alvarado es el primero en señalar la diferencia entre Colombiamoda y su feria. Reconoce que mientras en Plaza Mayor están enfocados en una oferta más premium, ellos están produciendo y comercializando para una población que gana menos del salario mínimo y que tiene una noción de la moda totalmente diferente. En Colombiamoda hacen colecciones por temporada, aquí tienen que producir a otra velocidad y en un nivel superior de unidades. Alvarado sabe además que los críticos de moda y los fashionistas pueden despreciar el look de sus marcas o sus compradores, pero eso no tiene ningún impacto en su popularidad o ventas. 


Lo que sí tiene impacto es la diferencia en cubrimiento mediático: el de Moda para el Mundo no se acerca a la difusión que obtienen las pasarelas de Colombiamoda. Es curioso que hasta en los canales nacionales figuren más los desfiles de diseñadores de autor que los de marcas que están al alcance del bolsillo del televidente promedio y que reflejan mejor sus aspiraciones.


Moda para el Mundo no es de mensajes sutiles. Música ensordecedora que solo muere en la frontera con la música del stand vecino; stands cargados de productos, decoración y publicidad que exigen atención al mismo tiempo, igual que los expositores, cordiales pero bastante persistentes.


Los modelos de pasarela y de stands comerciales son mujeres voluptuosas (naturales o artificiales) y hombres musculosos con prendas ajustadas. Hasta para fotografías de pijamas o moda relax, el maquillaje y peinado son llevados al límite, pulidos además con Photoshop hasta que la piel pierde cualquier posibilidad de textura. La belleza es un gancho innegable para atraer audiencias.

Stand de Fiara Jeans

video

Antes de iniciar la pasarela de Yes Brazil! se anunció por megafonía que los clientes eran invitados a tomarse fotos con las modelos (perdón por el video vertical. Era para Stories). Otras marcas atraían al público con presencia de celebridades, cantantes en pasarela e influenciadores.

LA DEMANDA CADA VEZ MÁS EXIGENTE

 Los jeans femeninos son la gran apuesta de las marcas del sector, que reciben pedidos de hasta 200.000 unidades, en todas las tallas. A nivel internacional, el “jean colombiano” es prácticamente una denominación de origen***, una de excelente reputación. El mercado masivo en el resto de Latinoamérica, de Estados Unidos y algunos países de Europa busca el jean levantacola hecho en Colombia por considerarnos expertos. Fue aquí en Medellín donde nació y en CEDEMODA hay empresas con varias décadas de existencia que se consideran pioneras en este desarrollo y aún lo tienen como producto estrella.

Propuestas jeanswear de Yes Brazil. Ornamentadas, mezclando tendencias y haciendo la sensualidad protagonista.



La moda masculina también tiene propuestas arriesgadas. Esta de la marca Quake tiene una inspiración medieval (GoT? Assassin's Creed?).

La prensa habló de las modelos “curvy” en Colombiamoda como un hecho histórico, pero en Moda para el Mundo no le ven novedad al tema, porque llevan años mostrando mujeres con curvas, de tallas grandes, y ofreciendo productos para ellas.

Modelo de talla grande en el desfile de Mara Jeans. Otras marcas del sector tienen moda plus size, como LeGreeny

Pasarela de Delirio, marca de prendas de descanso y pijamas con detalles de tendencia como terciopelo o gráficos de unicornios (están súper in, hello). Tenían cosas brutales.

Nominada a modelo revelación.

¿Y SOBRE LA CRISIS?

Parte de la razón para salir de Colombiamoda y “volver a jugar de locales” fue la crisis del sector. Querían tener showrooms más íntimos donde el contacto con sus compradores fuera más directo. Preguntándole a Helena Gómez, propietaria de la marca Lujuria, por su visión para el segundo semestre, afirmaba que era un momento para apostarlo todo y correr riesgos. Regresar al centro fue el mayor riesgo de todos. Esperemos que funcione.


APOYO OFICIAL A LA INDUSTRIA

Además de apoyar a Colombiamoda y Moda para el Mundo, la Alcaldía de Medellín parece conciente de que la crisis del sector afecta a Medellín especialmente (Antioquia tiene la mitad de la producción textil del país). Lanzaron la iniciativa Escuela de Alto Liderazgo, una capacitación para 57 empresarios locales que busca hacerlos más competitivos y generar más empleo.

*Agradezco a Dina Mendoza (mujer encantadora) por darme sus opiniones.
**Agradezco a Gabriel Alvarado, a la directora de prensa Mónica Arango y a un par de comerciantes que entrevisté... pero mi celular borró todos los archivos, así que quedó a la mitad :(
***Algunas marcas avispadas tienen incluso el dominio www.jeanscolombianos.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...