David Bowie: adiós a un ícono de moda


No solo llora el mundo musical por esta pérdida, también la moda se cubre con un manto negro después de despedirse de uno de los más versátiles y vanguardistas íconos de la cultura pop. De otro planeta cayó a la tierra David Bowie con sus atuendos inolvidables y sus intrigantes alteregos; alguien que como pocos entendía el poder transformador del vestir. Devolvemos al universo una criatura que nos llegó como un regalo y que ahora sigue su viaje.

"I don't know where I'm going from here but I promise it won't be boring" - David Bowie


Aquí algunos momentos de Bowie que considero dignos de especial atención:


Décadas antes de que se hablara de fluidez entre los géneros, un tema que la moda ha comenzado a explorar con seriedad, David Bowie fue pionero en la defensa de una estética libre de prejuicio. Parte del magnetismo de este genio musical vino de su evocación andrógina (esa palabra SIEMPRE se representa en mi mente con una imagen de él).



La primera entrevista en TV de Bowie fue cuando aún era más conocido como David Jones y tenía apenas 17 años (1964). En vez de hablar sobre música, 'Davey' apareció como fundador de una importantísima causa: The Society for the Prevention of Cruelty to Long-Haired Men (la sociedad para la prevención de la crueldad contra hombres de pelo largo).

Bowie denunciaba los comentarios a los que se sometían sus compañeros de pelo largo: "En los últimos dos años hemos recibido comentarios como 'cariño, ¿te puedo llevar el bolso?" decía el artista. Se habían cansado de ser criticados por sus padres, por los colegios y universidades y por otros chicos.
David y sus acompañantes formaban en ese momento la banda The Manish Boys y recibieron una buena dosis de atención publicitaria por ese stunt curioso en defensa del pelo largo.
___

 

Portada de The Man Who Sold the World (1970)


David Bowie con su vestido de flores. Foto del 71, de una entrevista con el Daily Mirror. 

A Bowie le encantaba este vestido de flores y lo usaba constantemente en entrevistas, muy consciente de que le garantizaba una mayor atención mediática. "En Texas, un tipo me sacó un arma y me llamó marica. Pero yo sentí que el vestido se veía hermoso". 

David y Angela Bowie pasean a su hijo Duncan en 1971.


"He reinventado mi imagen tantas veces que creo que debo estar en negación y seguro originalmente era una mujer coreana con sobrepeso". Para él era un juego, cambiar de identidad, meterse en una prenda y dejar que esa prenda se metiera también en lo que era él.

Los looks femeninos solo anticiparon uno de los momentos más importantes en su historia: Ziggy Stardust tocando Starman en Top of the Pops de la BBC (1972). 



(Lo vi antes de publicarlo aquí y me alcancé a emocionar)



The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars
No era solo un album. Era una historia. Ziggy es un extraterrestre de sexualidad ambigua y tendencia al hedonismo que llega a la tierra con un mensaje de esperanza y amor. Bowie asumió su nuevo personaje, se cortó la melena que tanto defendió en los 60s y la pintó de rojo encendido*. Enterizos ajustados, coloridos y brillantes envolvieron esta actitud avant-garde de ídolo alien.




Aladdin Sane fue una evolución de Ziggy Stardust que también permitió el desarrollo de algunas piezas icónicas. El japonés Kansai Yamamoto es el autor de los looks inolvidables creados para el tour del mismo año en el que se lanzó el disco, 1973. El diseñador trajo una esencia futurista a esta nueva historia pero también la fundió con líneas orientales tradicionales aplicadas de una forma que solo armonizaba con el espíritu de otro mundo del personaje.
Para Bowie, Aladdin Sane estaba marcado por la esquizofrenia y cada uno de esos trajes representaba una faceta diferente de aquella identidad.



 
 

 
 
David y Kansai

David Bowie conocía y admiraba el trabajo de Kansai Yamamoto desde años atrás, pero el diseñador no tenía idea de quién era este artista a quien terminaría apoyando en su consolidación como ícono de moda.

A comienzos del 73, Kansai fue a ver a David Bowie al Radio City Music Hall en NY y descubrió que Yasuko Hayashi, estilista de Bowie, eligió para el show algunas prendas de su autoría. El diseñador japonés se llevó una enorme sorpresa al ver que las piezas que él configuró pensando en mujeres tenían un efecto tan poderoso vestidas por el artista inglés. Las prendas estaban influenciadas por el hikinuki, un método rápido de cambio de trajes en el kabuki (una forma de teatro japonés que David Bowie conocía de cerca y tenía como influencia en sus movimientos de escenario).

Explicaba Kansai: "En el hikinuki, se despojan dramáticamente de un traje para revelar otro atuendo por debajo. Al principio aparecía Bowie de negro y -de golpe estaba vestido de color. La audiencia se sorprendía y se paraban a aplaudir."



The Thin White Duke (1976)
Sin temor a reinventarse, Bowie se apropió de una nueva identidad muchísimo más depurada y monocromática. Un look de cabaret con camisa blanca de cuello amplio, chaleco de traje y pantalón negro conforman la imagen más clara de este perfil, aunque empleó diferentes colores y texturas del sastre masculino de la época (Incluso ahí sentía uno que mantenía cierta gracia femenina).



 

Bowie, constante inspiración de moda

Fue referente para muchísimos diseñadores y también colaboró con ellos en piezas de giras y sesiones fotográficas. Aquí algunos de los cruces de Bowie con los grandes de la moda.

Portada del álbum Earthling (1997)


En 1997, Bowie le encarga al joven Alexander McQueen una chaqueta con la Union Flag, desgastada y quemada con cigarrillos. Sería no solo usada para la portada de Earthling sino para futuras presentaciones del tour homónimo. Bowie sentía gran admiración por McQueen. Previo al encargo de la chaqueta, el artista entrevistó al diseñador para la revista Dazed.

Jean Paul Gaultier - primavera/verano 2013
Saint Laurent menswear primavera/verano 2014

Hedi Slimane también reconoce la provocación de David Bowie sobre su estilo de diseño. El marco ultradelgado del artista definió las siluetas masculinas ultraskinny que hoy son claves en Saint Laurent.  El diseñador incluso creó trajes para los últimos tours de Bowie -pero no he podido dar con fotos, perdón :(



Bowie interpreta una versión en clavicordio de I'd rather be high para este corto publicitario de Louis Vuitton de primavera/verano 2014.




Por frívolo que parezca, mi participación favorita de David Bowie en la historia de la moda reciente es su cameo en Zoolander. Creo que en su ligereza es una importante forma de validarlo como verdadero árbitro de moda, precisamente uno que por toda su trayectoria, sería capaz de reconocer la diversidad del estilo.

______
*Hay varias versiones sobre el tema del pelo rojo, pero se dice que nació después de que Bowie viera una revista inglesa con fotos de looks femeninos de Yamamoto inspirados en el teatro kabuki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...