Vintage & moda de segunda



Hace varios años descubrí que sentía un gran amor por la moda de época. Mis primeras visitas a tiendas de segunda mano fueron en Medellín, en los pasajes de la Minorista, donde la línea entre "retro", "vintage" y simplemente "de segunda mano" es inexistente. El lugar es frecuentado por personas que tienen pocos recursos y saben que allá encontrarán segundazos más económicos. Los personajes más inusuales somos las vestuaristas y estudiantes de diseño y los vendedores ya tienen el ojo para reconocerlo a uno.

"A la orden, niña, ropa de los años sesenta, vea, bien bonita". Esa frase la he escuchado mil veces en los pasillos de la Minorista, donde los vendedores intentan convencerme de que tienen ropa "de los años sesenta" (traduciendo: ropa de cualquier década previa a los 80s).

Existe una diferencia de conceptos que a mi a la hora de comprar me importa poco, pero que tal vez les interese conocer:

Vintage: se usa para designar prendas antiguas, con al menos dos décadas encima y que por su material, silueta o manufactura representan una alta calidad y un sentir del pasado. Existe ropa vintage que jamás ha sido usada y por lo tanto no siempre son de segunda mano. 

Retro: se refiere a prendas con un aire de pasado, incluso cuando son hechas actualmente e intentan imitar cierta cualidad de antaño.

Segunda mano: prendas que han sido previamente usadas. Un tema bastante controversial al que volveré más adelante.

Vintage


En París tuve la oportunidad de conocer Petite Robe Noire, una boutique vintage bastante exclusiva. No se trata de simples prendas de época, sino de piezas históricas de alta costura con un altísimo costo también.
Actualmente existe un mercado de coleccionistas de este tipo de trajes comparable al de las artes plásticas. En esta boutique solo te atienden con cita previa, porque como verán en las imágenes, comercian con auténticos tesoros de moda.

  
 




En Madrid he estado en un par de ferias de moda Vintage. La selección es similar: prendas de grandes marcas y casas de moda en las que puede reconocerse una absoluta calidad. Evidentemente, el costo de las prendas vintage puede ser muy elevado, en especial si hay evidencia de que son diseños de marca (etiqueta o en algunos casos certificados y fotografías de archivo).

En las tiendas y ferias de moda Vintage es usual encontrar también joyería de época: piezas de los 20s, los 30s, etc. En España además se ven mantillas tradicionales y peinetas preciosas. 


 

  

Ese día compré un par de broches (15 euros cada uno) y una falda plisada roja de puntitos de Guy Laroche para El Corte Inglés (Aprox. 20 euros).


Segunda Mano

 


Como había mencionado, las prendas de segunda son un tema controversial. Aunque el tema de la higiene es bastante problemático, en muchas ocasiones, es exagerado y llevado a un punto paranóico. Cuando compraba en la Minorista, SIEMPRE remojaba la ropa en agua y jabón un buen tiempo y luego lavaba (en agua muy caliente cuando era posible) antes de usar las prendas. Jamás he tenido problemas de alergias o molestias en la piel por usar prendas de segunda (hablo solo de prendas de vestir exteriores. Ni medias, ni zapatos, ni piyamas. Ahí tengo cero experiencia).
He recibido miradas y comentarios asqueados por la sola mención de la ropa de segunda, asociaciones prejuiciosas y la verdad, directo arribismo con el tema. A mi no me importa mucho, la verdad es que el placer que siento cuando descubro una prenda maravillosa bajo un montón de harapos que otros han desechado como basura, me siento muchísimo más feliz que encontrando un vestido bonito en Zara o en alguna tienda de diseñador.

La moda de segunda va contra las prácticas de obsolescencia programada y desecho rápido de las prendas. Dentro de los conceptos actuales de sostenibilidad, usar prendas de segunda y practicar activamente el reciclaje (que es más que botar basuritas en las canecas correctas), son acciones cotidianas que pueden trascender y crear una cultura responsable con el consumo y el desecho.
  

HUMANA 

Humana es la mirada amable a la ropa de segunda mano. Los desechos textiles son un problema bastante grave y la moda rápida nos acostumbró a las prendas de confección barata y vida corta. Muchos no piensan en lo que sucede con esas prendas después de descartarlas. 
   Iniciativas como esta se encargan de recibir prendas consideradas basura, clasificarlas y transformarlas para un nuevo uso.
    Parte de las miles de toneladas de desechos textiles que recibe Humana cada año, llega a sus tiendas en España.
El dinero que obtienen de la venta de estas prendas se destina a proyectos de cooperación en educación, salud y desarrollo para países de África.







Humana clasifica las prendas en Mujer, Hombre, Infantil, marcas reconocidas (desde Bershka hasta Levi's o Diesel), Vintage y tallas grandes. Cuentan con vestidores para probarse las cosas e incluso realizan promociones y descuentos por cierta cantidad de compras. Lo "más costoso" son las prendas de marcas reconocidas y vintage (entre 10 y 30 euros). En general, los precios son bastante razonables. Ofrecen además calzado y accesorios. Todo se encuentra bien ordenado, planchado, limpio y en perfecto estado (algo que no sucede en la Minorista, por ejemplo).

Encontré hasta accesorios, trajes típicos y disfraces!
 

Tal vez no es mucho, pero decidí que prefiero comprar prendas de segunda por encima de ropa nueva. No es una determinación extrema, más un intento de coherencia. Ya veremos cómo me va.

Mis compras: dos faldas y una especie de falda-pantalón. 16, 8 y 18 euros cada una. Qué opinan? yo estoy feliz.

17 comentarios:

  1. Las faldas estan super lindas!!
    Aqui tengo aparte de las tiendas "Vintage", de las cuales soy fan, fan, fan, super fan; tambien estan las tiendas "thrift", como la de la cancion de Macklemore.
    Hay DE TODO, mil cosas de mil marcas, pero si uno tiene paciencia puede encontrar maravillas.
    Yo no solo compre mi super bici y unos floreros de cristal... sino unas carteras/bolsos NineWest, Fossil por $2.
    Hace un par de semanas consegui un par de tops CalvinKlein y una falda GLaroche en menos de $10 las 3... super fan de esas tiendas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Súper! las thrift shop son lo mejor!! me encantan!! A lo Macklemore ;)

      Eliminar
    2. I wear your grandad's clothes... I look in-cre-di-ble...
      Las faldas que compré son cortas, pero las tuyas me han dado ideas para hacerme a un par de ellas, medio gitanas, menos vaporosas. :)

      Eliminar
    3. Genial! a mi las faldas largas me gustan mucho porque ayudan a prolongar mucho la silueta, además sirven para trabajar y para fin de semana también ;) ojalá encuentres unas bien lindas!

      Eliminar
  2. Me encantó! totalmente de acuerdo.
    Como dicen por ahí la basura de unos es el tesoros de otros... Y para vestirse bien no se necesita una fortuna sino bueno ojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo! a mi me encanta poder encontrarle nuevos usos a lo que otros desecharon. Es creatividad y buen ojo ;)

      Eliminar
  3. Comparto el placer de descubrir una prenda maravillosa bajo un montón de harapos que otros han desechado como basura. ¡Me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me alegra que otros sientan el mismo entusiasmo por el tema, Brenn. Saludos!

      Eliminar
  4. Waaaa, me encantaron todas tus comprassss :D ¿Conoces en Bogotá algún lugar para comprar ropa de segunda mano de ese estilo?

    ResponderEliminar
  5. :) Tengo un vestido floreado de allá :) ¡Me seguiré pasando! ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Me encanto tu post! Es muy bueno saber la diferencia entre Vintage, retro y segunda mano. Yo tengo una tienda de ropa vintage y segunda mano en Peru y muchas personas creen que vintage y segunda mano es lo mismo.
    https://www.facebook.com/VelvetAffair.Vintage?ref=ts&fref=ts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rudy, me alegra que te gustara. Vi el facebook de tu tienda y tuve que cerrarlo porque me estaba antojando. Tienes cosas muy bonitas, te felicito :)

      Eliminar
  7. Uy me encanta tu estilo, una genio <3
    ¿Conoces acá en Medellín algún lugar para comprar ropa de segunda mano (que no sea la minorista, ya he estado allá :D )?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estefanía. Te recomiendo el almacén Retro, queda en la calle 9, una cuadra abajo del Parque del Poblado. Otro almacén es The Thrift Shop, Barrio Laureles Circular 74-N 39-15. También está (creo que aún está) Vendimia, en la tienda Mon & Velarde Calle 8 # 37 – 25 en vía Primavera. Espero que te sirvan esas opciones. Saludos!

      Eliminar
  8. Moda!
    retro!
    Protección del medio ambiente!
    Cerca de la naturaleza!
    Diseño muy bonito!
    me gustan mucho~~~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra, Alina. Ojalá te animes a comprar de segunda de vez en cuando.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...